¡IMPRIME EN VERDE!

¿Sabías que el envoltorio de los caramelos no es reciclable? ¿Y que los envases de zumo tampoco? Tras un trabajo de investigación, desde PRINTED DREAMS junto a TERRACYCLE, hemos concluido que la mayoría de las bobinas donde viene enrollado el filamento para impresión 3D no es reciclable introduciéndolo directamente en el contenedor amarillo.

La unión de las dos empresas ha puesto en marcha un programa pionero en España denominado Cajas Residuos Cero. Este programa pretende que todas las empresas y usuarios de impresión 3D puedan reciclar sus bobinas de filamento. Cada día, más particulares y empresas se unen a la revolución de la impresión 3D, haciendo uso de los filamentos como ABS y PLA que vienen en estas bobinas, listos para utilizar.

1

 

El filamento para impresión 3D, normalmente, viene enrollado en las bobinas mencionadas. Para absorber la humedad, la bobina está envuelta en plástico junto a una bolsa de silica. A su vez, todo ello, viene en una bolsa de plástico envasado al vacío y por último, dentro de una caja de cartón. De estos elementos, como ya hemos dicho anteriormente, la bobina es lo único que no es reciclable introduciéndolo directamente al contenedor correspondiente.

Los profesionales que componemos PRINTED DREAMS tomamos conciencia de nuestro entorno y encontramos en este proyecto la mejor manera de mostrarlo. El material de composición de la bobina, al ser un plástico tarda en biodegradarse 500 años aproximadamente, con esta iniciativa se reciclará el 100% de este material.

La medida fue junto a Terracycle crear las Cajas de Residuos Cero para impresión 3D, permitiendo a todo el mundo reciclar los productos.

El proceso sería el siguiente:

Una vez terminada la bobina de filamento, la introducimos en la Caja de Residuos Cero.

Cuando la caja esté llena, pegamos la pegatina incluida en la caja y llamamos al teléfono que aparece en la misma. Por último, de manera gratuita pasarán a recogerla para proceder a su reciclaje.

2

Desde PRINTED DREAMS queremos darle una segunda oportunidad a este plástico que se genera como residuo de la impresión 3D. Para que podáis ver un ejemplo, hemos calculado que con el plástico de 4 bobinas podríamos crear una regadera de unos treinta centímetros de altura.

Respecto a los distintos tipos de bobinas, existen gran variedad, en función del fabricante. Cuando TERRACYCLE y PRINTED DREAMS realizamos el estudio, tomamos diferentes muestras de diferentes fabricantes de filamento para impresión 3D y vimos que es indiferente, su composición básica es la misma. Por lo tanto, podrás introducir en las cajas todas las bobinas, sin preocuparte por el fabricante o empresa donde lo compraste.

Este es un proyecto que nosotros hemos iniciado, pero que sin vuestra ayuda no podrá continuar, por ello os animamos a que os unáis.

¡IMPRIME EN VERDE!

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *